Los 4 puntos clave de Fisher Investments España para invertir en el mercado


En un mundo ideal, los inversores recibirían rendimientos positivos sin tener que asumir riesgos, pero invertir no es así ‒y nunca lo ha sido‒. La rentabilidad es inseparable del riesgo, o sea, para conseguir una hay que asumir el otro. De alguna manera, invertir siempre supone compensar. Lo cierto es que el riesgo es una parte inherente incluso de la estrategia de inversión más sólida, así que su estrategia de inversión personal, que su asesor financiero diseñará con usted, depende en gran medida de sus objetivos financieros a largo plazo.

Aunque no exista una fórmula mágica sobre cómo invertir, algunas consideraciones son decisivas para lograr el éxito. Entre las principales está la de determinar la asignación de activos: la combinación en su cartera de bonos, acciones y otros valores. Esta decisión le ayudará a determinar el nivel de riesgo y el rendimiento necesarios para aumentar sus posibilidades de alcanzar sus objetivos de inversión a largo plazo. En este artículo describiremos cuatro aspectos relevantes en la elaboración de su estrategia de inversión personal.

Cuatro consideraciones que tener en cuenta en su estrategia de inversión

Antes de elegir y desarrollar su asignación de activos, primero deberá identificar cuáles son sus objetivos y cuál su horizonte temporal de inversión. En Fisher Investments España definimos este último como el periodo de tiempo durante el que mantendrá su cartera de inversiones. Únicamente cuando ya lo haya hecho podrá comenzar entonces a abordar la tarea de cómo invertir para lograr los rendimientos necesarios que le permitirán alcanzar dichos objetivos.

En Fisher Investments España creemos que nunca debería olvidar los elementos clave de cualquier estrategia de inversión a largo plazo.

1. Objetivos de inversión

Antes de determinar cómo invertir, deberá entender por qué lo hace. Algunos piensan que su único objetivo es proteger su patrimonio, pero este motivo muchas veces puede despistarles, ya que este tipo de inversor no tiene en cuenta la inflación, sus necesidades inesperadas de liquidez o un horizonte temporal más largo de lo previsto. En su caso puede ser contraproducente depositar todos sus ahorros en cuentas bancarias de baja rentabilidad porque sus rendimientos serían insuficientes para contrarrestar la inflación o los potenciales gastos que puedan surgir.

Otros invierten para incrementar su patrimonio y ampliar sus oportunidades al máximo. Estos inversores también pueden establecer objetivos que excedan sus propias necesidades económicas, por ejemplo, para dejar una suma a un cónyuge más joven, una herencia para la familia, una donación a una organización benéfica o constituir un fondo fiduciario.

También hay unos pocos que pueden adaptar su planificación de inversión a gastarlo todo en vida. Sin embargo, este objetivo puede ser peligroso si no se ejecuta correctamente. Los inversores con este objetivo deben asegurarse de que planifican correctamente la cobertura de unos eventuales gastos inesperados y un horizonte temporal lo suficientemente largo. De lo contrario se arriesgan a consumir sus inversiones antes de lo previsto.

Para poder diseñar con éxito una estrategia sobre cómo invertir, primero deberá determinar sus objetivos de inversión a largo plazo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que sus objetivos podrían cambiar con el tiempo. Puede que tenga que ajustarlos ‒igual que su estilo de vida‒ a causa de circunstancias u obstáculos que surjan en su vida. Por ejemplo, si sufriera algún problema de salud, podrían aumentar sus gastos y es posible que tuviera que retirar más fondos de la cartera. Para estar preparado frente a estos gastos inesperados puede ser prudente planificar un mayor crecimiento de sus inversiones. En todo caso, si sus objetivos cambian debido a circunstancias imprevistas, es posible que su estrategia de inversión también deba cambiar.

2. Horizonte temporal de inversión

En Fisher Investments España definimos el horizonte temporal de inversión como el tiempo que necesita mantener su cartera de inversión. Para las parejas, este intervalo de tiempo se relaciona muchas veces con la esperanza de vida de los cónyuges o con la de otros beneficiarios, como hijos o nietos. Si estima, aproximadamente, el tiempo que va a necesitar mantener su cartera y los ingresos que necesitará, entenderá cómo tiene que crecer su cartera para alcanzar sus objetivos.

Sin embargo, si su horizonte temporal de inversión se define por su posible esperanza de vida, debe recordar que puede vivir mucho más de lo previsto. Hoy en día podemos esperar ‒los datos lo avalan‒ que viviremos más que nuestros padres o abuelos. Una ventaja es que puede disponer de más tiempo para lograr sus objetivos, pero, por otro lado, es posible que también necesite mantener sus activos durante más tiempo.

No subestime su horizonte temporal de inversión. Uno de los mayores riesgos a los que tiene que hacer frente un inversor es quedarse sin dinero para la jubilación o no llegar a sus objetivos. En Fisher Investments España recomendamos que se plantee las siguientes preguntas para evitarlo:

  1. ¿Durante cuánto tiempo planea trabajar?
  2. ¿Cuánto tiempo debe mantener su cartera?
  3. ¿Cuánto tiempo necesitará que su cartera le proporcione ingresos?
  4. ¿Cómo afectarán las retiradas de efectivo a su cartera?
  5. ¿Cómo afectará la inflación a su cartera?

Las respuestas a estas preguntas son importantes, ya que le ayudarán a establecer sus prioridades en la planificación de su estrategia óptima de inversión a largo plazo.

3. Riesgo y volatilidad

El riesgo es inherente a una inversión en cualquier clase de activos, desde los títulos negociados en los mercados de valores hasta las cuentas de ahorro básicas. Cuando algunas personas se refieren al riesgo de la inversión, están hablando de volatilidad negativa a corto plazo. Sin embargo, esta volatilidad no es en absoluto el único tipo de riesgo; de hecho, uno de los más relevantes es la posibilidad de no alcanzar sus objetivos a largo plazo.

Las caídas temporales en el valor de su cartera pueden ser difíciles de asimilar, pero esa volatilidad a corto plazo podría ser imprescindible para lograr el crecimiento que le permita alcanzar sus objetivos de inversión a largo plazo. Desviarse de su estrategia de inversión en momentos de mayor volatilidad podría afectar a sus posibilidades de éxito.

Muchas veces es mejor mantener la disciplina y atenerse a su estrategia de inversión a largo plazo y a la asignación de activos que tomar decisiones impulsivas o influidas por el miedo e invertir en activos que le impidan lograr sus objetivos.

4. Asignación de activos

Las tres consideraciones de inversión que acabamos de analizar ‒objetivos, horizonte temporal y riesgo‒ son todas variables importantes que considerar en la asignación de activos de su cartera.

Si necesita un nivel de crecimiento alto para sus objetivos, puede que tenga que asumir una mayor volatilidad a corto plazo ‒característica propia de las acciones‒ para conseguir el rendimiento esperado a largo plazo. Si no necesita tanto crecimiento, puede considerar poseer valores con menos volatilidad a corto plazo y menos perspectivas de crecimiento a largo, como los títulos de renta fija o bonos. Sin embargo, puede que estos no tengan un perfil de riesgo tan bajo como pueda imaginar.

La asignación óptima de activos debería ser la que le ofrezca más posibilidades de lograr sus objetivos de inversión a largo plazo. En definitiva, una asignación de activos fiable puede depender en gran medida de sus necesidades de crecimiento para alcanzar esos objetivos a largo plazo y del conocimiento del riesgo implicado. Si desea saber más sobre cómo invertir, en Fisher Investments España podemos ayudarle.

Contacte con nosotros hoy mismo para saber más sobre cómo invertir

Hay muchos factores a tener en cuenta al planificar cómo invertir y muchas estrategias de inversión a su disposición. En Fisher Investments España podemos ayudarle a establecer sus objetivos de inversión a largo plazo y a iniciar el proceso de planificación de inversiones. Para obtener más información, descargue una de nuestras guías inversión o póngase en contacto con nosotros hoy mismo para concertar una cita.

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los rendimientos fluctúan según el comportamiento de los mercados de valores y los tipos de cambio de divisas internacionales.