Cómo abordar el proceso de inversión


Ser un buen inversor supone todo un reto porque no existe una receta universal que garantice el éxito. Esto vale tanto para un inversor experimentado como para un principiante, independientemente de si gestiona su propio plan de inversión o si trabaja con un asesor de inversiones profesional. Si está buscando crecimiento, un plan de pensiones de confianza, eficiencia fiscal u otro tipo de mejora en sus finanzas, no importa cuál sea su patrimonio, deberá enfrentarse a una serie de problemas a la hora de diseñar su cartera en función de sus objetivos de inversión.

Para facilitarle esta ardua tarea, hemos elaborado una lista de consejos, a título formativo, sobre el proceso de identificación, inicio y mantenimiento de su plan de inversiones.

Consejo de inversión nº 1: Saber por qué está invirtiendo

Muchos inversores no identifican sus objetivos de inversión desde el principio. Sin embargo, si no sabe hacia dónde va ni cuáles son sus motivaciones, podría exponerse a actuar por impulso y a corto plazo, sobre todo en tiempos de volatilidad financiera, política o bursátil. Por ejemplo, durante un mercado bajista, los inversores pueden asustarse fácilmente y evitar la volatilidad negativa porque temen perder, sin darse cuenta de que tras todos los mercados bajistas llega un mercado alcista, así que puede que lo correcto sea mantener sus inversiones pese a todo.

Cuando busque consejo profesional sobre su plan de inversiones, su asesor debería contribuir a determinar qué espera de su dinero y de su patrimonio, cuánto riesgo está dispuesto a asumir, qué clases de activos son atractivas para usted y si algún producto, fondo o cuenta de ahorro se ajustan a sus expectativas.

No contar con un plan puede aumentar sus riesgos y dejar al azar la consecución de sus metas. En su lugar, debe considerar con cuidado lo que quiere lograr cuando invierte. Cuando lo tenga claro, ya podrá determinar su estrategia e iniciar el camino hacia sus objetivos.

Consejo de inversión nº 2: No subestime su horizonte temporal de inversión

Al establecer un plan, es importante comprender su horizonte temporal, es decir, cuánto tiempo debe conservar su cartera para alcanzar sus objetivos. Debe saber que quedarse sin dinero es el mayor riesgo que afrontan los inversores durante su jubilación.

Si su intención es obtener rentas vitalicias, su horizonte temporal de inversión puede que sea toda su vida. Tenga en cuenta que, en general, la esperanza de vida en el último siglo no ha dejado de crecer. Por otro lado, si pretende dejar dinero cuando fallezca, no solo debe tener en cuenta su edad, sino la de su cónyuge o la de otros beneficiarios, como, por ejemplo, hijos o nietos. En cualquier caso, es posible que los títulos de su cartera deban seguir creciendo durante más tiempo de lo que esperaba.

Consejo de inversión nº 3: No subestime el impacto de la inflación

Por desgracia, el poder adquisitivo de su dinero, ya sea en euros, libras o dólares, podría disminuir con el tiempo. Muchos bancos centrales se han fijado objetivos de entre un 2 y un 3% de inflación al año. Si resultara ser el 3%, una persona que actualmente necesita 50.000 € para sufragar todos sus gastos cotidianos anuales necesitaría 120.000 € dentro de 30 años solo para conservar el mismo poder adquisitivo.

Con el tiempo, la inflación erosiona el valor del ahorro y los rendimientos de la cartera de inversión, por lo que los rendimientos han de ser superiores a la inflación para que aumente el poder adquisitivo. Tendrá que asegurarse de que sus expectativas reales de rendimiento (corregidas por la inflación) de su asignación de activos exceden sus previsiones de necesidades de efectivo. Esto es esencial para mantener el poder adquisitivo a largo plazo.

Consejo de inversión nº 4: No se centre en los pequeños detalles

Creemos que el factor más importante que afecta a los rendimientos de su cartera es la asignación de activos (las diferentes clases de activos), en lugar del nombre específico de una acción, fondo de inversión u otro tipo de inversión. En otras palabras, el mayor o menor impacto en sus rendimientos a largo plazo dependerá más de que su cartera cuente con renta variable o dinero en efectivo que de poseer unas acciones en particular. En la práctica, esto significa que debe asegurarse de que su asignación general de activos esté en consonancia con sus objetivos financieros, ya que es primordial para determinar su nivel de éxito.

También creemos que las elecciones en función de la categoría (por ejemplo, sectores o países de las acciones) son más importantes que los valores individuales. Por ejemplo, si tiene acciones del sector servicios de Francia o del tecnológico de los Países Bajos, afectará más a su rendimiento que las acciones de una empresa en particular.

Esto constituye la columna vertebral de nuestro enfoque 70/20/10 para la asignación de activos en la cartera. Creemos que el 70% de los rendimientos se basan en la asignación de activos, el 20% en decisiones sobre la categoría y el 10% en la selección de un título específico.

Consejo de inversión nº 5: No olvide diversificar

Una de las formas más eficaces de minimizar el riesgo cuando se confecciona una cartera es diseminar las inversiones en muchas partes del mercado. Esto significa no solo elegir valores de una amplia gama de sectores, sino también diversificar regiones y países.

Creemos que la diversificación en varios países es decisiva para que logre sus objetivos a largo plazo porque ningún país o región rendirá mejor que otros países y regiones siempre. Si invierte únicamente en un área geográfica, puede perderse los eventuales rendimientos de otros lugares con mejor comportamiento que el resto del mercado.

Evite cometer el error de invertir solo en acciones que le queden cerca de casa o en aquellas que ofrecieron un buen rendimiento recientemente. Una cartera bien administrada y diversificada ofrecerá rentabilidades por dividendo en una serie de mercados y, en última instancia, puede suponer un enfoque menos arriesgado.

Consejo de inversión nº 6: No pierda de vista sus objetivos y mantenga la disciplina

Las personas a veces nos dejamos llevar por las emociones y dejamos que controlen nuestro pensamiento. Esto puede influirle negativamente si quiere llegar a ser un buen inversor de capital. Respecto a su plan de inversiones, debe aislar las emociones tanto como sea posible de la toma de decisiones, independientemente de cuánto riesgo perciba en el mercado, de si las acciones fluctúan en un mercado alcista o durante una crisis financiera y de las turbulencias políticas o económicas.

A nuestro juicio, también debe evitar comprar acciones por un motivo sentimental, como trabajar para una determinada empresa o cualquier otro vínculo familiar o personal. Eliminar el componente emocional de las decisiones también significa someterse a la disciplina frente a los vaivenes del mercado y, en muchos casos, escuchar los consejos de inversión de su profesional de confianza para evitar una respuesta potencialmente dañina a la repentina volatilidad del mercado o a cambios súbitos de los precios.

Del mismo modo, un enfoque disciplinado de su plan también significa no caer en el error común de buscar los valores «en ebullición», es decir, buscar valores que aparentan funcionar especialmente bien en un momento dado. No hace falta remontarse tan atrás para encontrar ejemplos de esta trampa: las acciones tecnológicas a finales de la década de 1990 o el más actual auge de Bitcoin y las criptomonedas.

La compraventa de valores y la selección de cuentas de inversión deben consistir en adoptar una estrategia para alcanzar sus metas. Y no lo olvide jamás: solo porque el precio de un título en particular haya aumentado o disminuido, no significa que vaya a continuar subiendo o bajando.

Fisher Investments España. Inversión y gestión de carteras de confianza

Hay muchos factores importantes que tener en cuenta antes de asignar dinero a fondos, cuentas de ahorro, valores de renta fija y otras opciones de inversión disponibles. Lo mejor para el inversor suele ser buscar asesoramiento de inversión profesional para que le guíe a través del proceso de identificación de objetivos y del horizonte temporal de inversión, así como para diseñar una estrategia de cartera. Un asesor de inversiones con experiencia puede ayudarle a mantener la constancia a largo plazo y le brindará asesoramiento sobre inversiones adaptado a sus circunstancias particulares.

Póngase en contacto con Fisher Investments España hoy mismo e infórmese sobre cómo podemos ayudarle con nuestros consejos de inversión de carácter global. Nuestra organización actúa como un asesor y una gestora de inversiones. Defendemos el establecimiento de relaciones estrechas entre cliente y asesor basadas en el beneficio mutuo y la estabilidad.

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los rendimientos fluctúan según el comportamiento de los mercados de valores y los tipos de cambio de divisas internacionales.