Indicadores de un mercado bajista


«¿Qué es lo que desencadena un mercado bajista? Esta pregunta sencillamente no tiene respuesta. No hay ningún indicador fundamental ni técnico, ningún indicador mágico, absolutamente ninguna fórmula milagrosa que por sí misma pueda predecir sin equivocarse cuándo comenzará un mercado bajista».
– Ken Fisher, The Only Three Questions That Count (‘Las tres cuestiones que de verdad importan’)

Un mercado bajista es una caída del mercado del 20% o más, basada en indicadores económicos fundamentales y que se dilata durante un periodo prolongado. Creemos que con análisis e investigaciones meticulosas se pueden identificar de antemano los mercados bajistas y mitigar, al menos en parte, la caída. No olvide, sin embargo, que nadie se ha adelantado de manera sistemática y precisa a todos los mercados bajistas.

A nuestro juicio los mercados bajistas empiezan de dos maneras: con un muro de preocupación o con un batacazo. El muro se refiere a la idea de que a medida que los mercados alcistas avanzan los miedos más comunes de los inversores se acaban asumiendo y desaparecen. Estos temores se convierten en ladrillos que forman el muro que finalmente llevará a que las expectativas se disparen y a que la euforia se apodere de los inversores. El batacazo ocurre cuando un acontecimiento totalmente inesperado suficientemente grande hace caer varios puntos porcentuales el producto interior bruto (PIB) mundial.

A continuación presentamos algunos indicadores que distinguen a los datos económicos fundamentales negativos, al sentimiento de euforia en el inversor y factores potencialmente negativos importantes. Aunque pueden ser útiles, no creemos que uno solo por sí mismo pueda predecir acertadamente un mercado bajista.

Datos económicos fundamentales negativos

Indicador

Descripción

Beneficios empresariales débiles

¿Los beneficios de las empresas que cotizan en los mercados bursátiles se están desacelerando o están cayendo durante varios trimestres consecutivos?

Curva de rendimiento invertida

La curva de rendimiento mide los tipos de interés a largo plazo comparados con los tipos a corto. ¿Son los tipos interbancarios mayores que los de la deuda a 10 años? Esto podría significar que los bancos no tienen incentivos para prestar y que el crédito se restringirá en el futuro, provocando potencialmente una caída de la actividad económica –y de las bolsas.

Deterioro del crecimiento de las ventas

Los beneficios pueden verse afectados por todo tipo de factores externos, pero las ventas lo hacen en menor medida.

Acumulación de existencias, demanda baja

¿Se están acumulando las existencias de las empresas mientras que la demanda del consumidor parece que disminuye?

Tendencia, no datos puntuales

Un dato puntual no es una prueba suficiente de nada. La tendencia debería repetirse varias veces y en muchos países a la vez.


Sentimiento de euforia en el inversor

Indicador

Descripción

Gran actividad de compras apalancadas (LBO, por sus siglas en inglés)

¿Las empresas están endeudándose para adquirir competidores u otras empresas?

Ofertas públicas iniciales (OPI) a precios excesivos

¿Tienen una demanda excesiva las OPI –empresas privadas que salen a bolsa para captar fondos– de calidad extremadamente baja y precios desorbitados? ¿Están saliendo a bolsa solo por salir a bolsa?

Crecimiento de la deuda corporativa

¿Están las empresas endeudándose para financiarse, a pesar de la tendencia de desaceleración, o incluso contracción, de ventas y beneficios?

Optimismo generalizado en la prensa

¿Los medios de comunicación se muestran optimistas por motivos fundados? Los que ya eran optimistas, ¿ahora están eufóricos?

«Esta vez es diferente»

¿Hay un amplio debate sobre que «esta vez es diferente»?

Euforia

¿Está todo el mundo hablando sobre el mercado? ¿Viendo las noticias sobre la bolsa en lugar de seguir el fútbol? ¿Los inversores se lanzan hacia instituciones de inversión colectiva? ¿El taxista le está dando consejos de inversión?


Un batacazo suficientemente grande como para recortar el PIB mundial significativamente

Indicador

Descripción

Escalada arancelaria/guerra comercial

¿Los países están levantando barreras comerciales disuasorias?

Errores de política monetaria

¿Alguno de los bancos centrales principales ha cometido un error de bulto?

Cambios regulatorios

¿Ha habido cambios masivos en las regulaciones o normas contables que puedan afectar negativamente a las empresas?

Conflictos geopolíticos graves

¿Hay una alta probabilidad de que se origine un conflicto internacional de grandes proporciones?

Otros factores negativos desconocidos

¿Existe alguna circunstancia más que sea capaz de arruinar la economía mundial?

Una idea equivocada muy habitual es que los conflictos geopolíticos regionales pueden desembocar en mercados bajistas. Obsérvese que, según el cuadro anterior, un conflicto geopolítico debe ser muy serio y de ámbito mundial para detener un mercado alcista –es decir, un periodo sostenido de aumento de los precios de las acciones–. Los conflictos regionales más pequeños no suelen tener la capacidad destructiva suficiente. Por ejemplo, el actual mercado alcista ya ha superado los temores en torno al conflicto entre Israel y Hamás, la crisis ruso-ucraniana y las pruebas de misiles en Corea del Norte; de hecho, estos temores simplemente se han convertido en ladrillos para construir el muro de preocupación que este mercado alcista ya ha saltado. Incluso cuando las potencias mundiales entran en una guerra regional no suelen hacer descarrilar un mercado alcista mientras el conflicto no supere dichos límites geográficos.

Aunque la renta variable pueda fluctuar por la incertidumbre que supone iniciar una escalada de tensión, una vez que este ya está en marcha, el mercado normalmente lo digiere y lo supera. Los conflictos localizados a menudo no tienen ni el poder ni el impacto económico de largo alcance para sacar al mercado de la senda alcista. Por lo tanto, la geopolítica rara vez tiene un efecto a largo plazo en las tendencias del mercado. La única excepción es el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, que provocó un batacazo en el mercado alcista iniciado en 1937 cuando se evidenciaron las dimensiones globales del conflicto. Aun así, la renta variable tocó fondo en 1942, tres años antes del final de la guerra. Las acciones pueden subir, y de hecho suben, durante periodos de enfrentamientos armados, incluso tan encarnizado como el mencionado. Una contienda violenta inesperada que causara daños de dimensiones planetarias sí que podría desencadenar un batacazo.

Salir del mercado de valores es uno de los mayores riesgos de inversión que usted puede correr. Si se equivoca y el mercado sigue subiendo, se perderá rendimientos en renta variable que pueden ser importantes para sus objetivos a largo plazo. La elección de vender o ponerse a la defensiva debe ser táctica, nunca estar basada en sus sensaciones. Estar atento a estas señales del mercado puede ayudarle a mantener la objetividad y a identificar si el mercado bajista se acerca para tomar las decisiones de inversión adecuadas.

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los rendimientos fluctúan según el comportamiento de los mercados de valores y los tipos de cambio de divisas internacionales.