Gestión de carteras  

Hoy en día, los bancos gestionan la gran mayoría de la riqueza de España. Con el paso de los años, nos hemos dado cuenta de que no existe un buen motivo para ello. Los bancos no son especialistas en la gestión de carteras. A menudo cobran altas comisiones y suelen ofrecer un asesoramiento o servicio de inversión insuficiente.

Por lo tanto, ¿por qué los inversores confían en los bancos para gestionar el dinero que tanto les ha costado ganar? La respuesta es sencilla: ¡Muchas veces no saben que hay una opción mejor!

Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o cualquier capital invertido sea reembolsado. Los rendimientos pasados no garantizan ni indican de manera fiable rendimientos futuro. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de las mismas están sometidos a la fluctuación de los mercados bursátiles mundiales y de los tipos de cambio internacionales.