Mercados Bajistas


Muchos inversores no comprenden qué son ni cómo reconocerlos. Este artículo le ayuda a entender mejor los mercados bajistas, cómo identificarlos y cuáles son sus características habituales. Siga los enlaces que le proporcionamos para acceder a artículos en profundidad sobre cada tema.

¿Qué caracteriza a un mercado bajista?

Definimos un mercado bajista como una caída del mercado superior al 20% basada en datos económicos fundamentales durante un periodo prolongado de tiempo. Desde 1929, el S&P 500 ha dado cuenta de 13 mercados bajistas, con una caída media del 40% y una duración, en promedio, de más de 21 meses[i].

Aparte de estos factores que los definen, la gente a menudo recuerda los mercados bajistas porque la incertidumbre y el miedo de los inversores que observan cómo disminuye el valor de sus carteras se generalizan. Este temor a menudo lleva a que los inversores pierdan el juicio y se desvíen de su estrategia de inversión, lo que en última instancia repercutiría negativamente en sus rendimientos a largo plazo, ya que se pierden el rebote que los suele suceder.

Identificar un mercado bajista

Una corrección bursátil –una caída del mercado de entre el 10 y el 20% basada en el estado de ánimo–también puede alimentar considerablemente la incertidumbre o el pánico. Pero es posible que pueda distinguir un mercado bajista de una corrección si busca e interpreta correctamente la causa de la caída de las cotizaciones; por ejemplo, los mercados bajistas raramente comienzan con una caída repentina basada en el miedo, pero las correcciones sí que suelen comenzar con un batacazo.

Los mercados bajistas normalmente aparecen con discreción, mediante una ligera desaceleración de la dinámica ascendente del mercado, cuando la mayoría de los inversores están experimentando una falsa sensación de seguridad o cuando la euforia del mercado está en su punto álgido. Aunque los datos económicos fundamentales subyacentes muestren debilidad o señales de alarma, los inversores eufóricos no les prestan atención, sino que buscan más bien razones que justifiquen su optimismo.

A continuación le presentamos cuatro normas básicas que le ayudarán a identificar un mercado bajista. Aunque pueden no servir para todos los casos, le serán de ayuda para distinguirlos de las correcciones bursátiles.

Las cuatro reglas del mercado bajista

  • La regla del 2%. Creemos que el comienzo de un mercado bajista se caracteriza habitualmente por una caída de las cotizaciones en torno al 2% mensual. Esta información podría otorgar a los inversores cierto margen de tiempo para comprender los movimientos del mercado y evaluar si la situación actual es realmente un mercado bajista o una corrección basada en el miedo.
  • La regla de los 3 meses. Una de las cosas más peligrosas que pueden hacer los inversores es arriesgarse a predecir un máximo de mercado demasiado pronto y perderse los resultados del mercado alcista. En lugar de tratar de adivinar cuándo tocará techo el mercado, esta regla le anima a esperar tres meses antes de tomar una decisión, tiempo que puede aprovechar para estudiar los datos económicos fundamentales.
  • La regla de los dos tercios/un tercio. Por nuestras observaciones, las caídas más modestas de los precios tienden a ocurrir durante los dos tercios iniciales del mercado bajista, mientras que las caídas más abultadas y dramáticas tienen lugar en el último.
  • La regla de los 18 meses. Hemos llegado a la conclusión de que los mercados bajistas raramente llegan a los dos años de duración. Esperar demasiado para volver a comprar acciones puede significar que se pierda la imparable recuperación de los precios cuando comience un nuevo mercado alcista.

Indicadores de un mercado bajista

Aunque ningún indicador individual puede anticiparse siempre con precisión a un mercado bajista, en nuestra opinión una combinación de los indicadores principales junto con la investigación y el análisis pueden ayudarle a identificar un mercado bajista en sus primeras etapas y, en consecuencia, mitigar la consiguiente caída.

Creemos que los datos económicos fundamentales juegan un papel decisivo para determinar el estado de ánimo del mercado. La debilidad de los beneficios empresariales, las curvas de rendimientos invertidas –cuando los tipos de los bonos a corto plazo son más altos que a largo– y el deterioro del crecimiento de las ventas de las empresas son todos ejemplos de datos macroeconómicos negativos.

Tan importante como los mencionados es la euforia de los inversores que, como nos enseña la historia, puede desencadenar un mercado bajista. Cuando los inversores eufóricos no dejan de encontrar razones para mantener su confianza en que las acciones sigan subiendo mientras ignoran los datos que muestran síntomas de desaceleración –cuando no son directamente negativos–, las empresas pueden tener dificultades para satisfacer las altas expectativas que hay depositadas en ellas. Cuando los inversores ignoran la información que contradice su optimismo y las acciones siguen subiendo, un mercado bajista podría estar a la vuelta de la esquina.

¿Qué provoca un mercado bajista?

Todo mercado alcista supera el denominado muro de preocupación, inquietudes que originan miedo entre los inversores y volatilidad a corto plazo mientras cunde el optimismo. Estos temores continuos pueden provocar volatilidad en los precios e incluso correcciones bursátiles dentro de una fase alcista, por lo que a menudo se confunden con mercados bajistas. Pero estas correcciones son típicamente caídas cortas, impulsadas por el estado de ánimo, que carecen de la magnitud de un verdadero mercado bajista.

En contraste con el muro está el batacazo, un acontecimiento económico negativo lo suficientemente grande como para hacer disminuir varios puntos porcentuales el PIB mundial. Acotar el ámbito de influencia del batacazo es clave en el análisis de las eventuales consecuencias negativas. A menudo los inversores confunden el impacto de un hecho determinado sin tener en cuenta su repercusión en el panorama general. Exagerar en este sentido podría llevar a error a los inversores y, en consecuencia, a que se pierdan las posteriores subidas del mercado alcista.

¡Eso no es un mercado bajista!

Con tantos factores que considerar, puede ser difícil determinar qué conducirá al inicio del próximo mercado bajista y a una corrección convencional dentro del mercado alcista. Las correcciones bursátiles son cortas, agudas, impulsadas por el estado de ánimo y con desplomes del mercado de entre el 10% y el 20%. Se trata de fluctuaciones impredecibles, generalmente basadas en el miedo y que a menudo carecen del trasfondo de unos datos económicos fundamentales débiles propios del mercado bajista. Acertar con precisión el momento en el que ocurren estas correcciones de forma sistemática es casi imposible, ya que comienzan con una explosión y se marchan con la misma rapidez. Además, ponerse a la defensiva en el momento equivocado puede perjudicarle en la consecución de sus metas. Consideramos que casi siempre lo mejor es mantener la disciplina y lidiar con las correcciones y la volatilidad del mercado.

Más largos y fuertes

Para finalizar desmontaremos uno de los mitos del mundo de la inversión más frecuentes y, a la vez, más peligrosos: «¡Un gran mercado bajista y estarás perdido!». Incluso si usted aguantara estoicamente sin realizar un solo movimiento defensivo, su cartera de acciones seguiría creciendo y generaría un beneficio acumulativo a largo plazo, ya que los mercados alcistas son generalmente más largos y más fuertes que los bajistas. Aunque, de media, los mercados bajistas han durado alrededor de 16 meses, con un rendimiento acumulado medio del -40%, el mercado alcista medio –sin incluir el actual– se ha dilatado durante aproximadamente 57 meses, ¡con un rendimiento del 164%[ii]!

No deje que la amenaza de un gran mercado bajista le saque del mercado de renta variable. Puede necesitar el crecimiento que éste ofrece para lograr sus objetivos de inversión a largo plazo.

¿Está preocupado porque no sabe qué hará durante el próximo mercado bajista? Fisher Investments España puede ayudarle mediante nuestro servicio de gestión de carteras. Contacte con nosotros directamente para concertar una cita.

 


[i] Basado en la definición técnica según la cual una caída del 20% o superior constituye un mercado bajista.

Los rendimientos están expresados en dólares estadounidenses. Las fluctuaciones entre el dólar y la libra pueden dar rendimientos superiores e inferiores. El S&P 500 Composite es un índice de referencia, ponderado por capitalización, que contiene 500 acciones de EE.UU., que se negocian masivamente, de empresas líderes en sectores punteros, representativo del mercado bursátil estadounidense en un sentido muy amplio. Fuente: FactSet, a fecha 30/06/2017.

[ii] V. nota i.

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los rendimientos fluctúan según el comportamiento de los mercados de valores y los tipos de cambio de divisas internacionales.