Por qué es importante la diversificación global

La diversificación es uno de los principios más importantes de la inversión. Cuando se lleva a cabo de forma adecuada, permite a los inversores reducir la cantidad de riesgo que están asumiendo sin perder rentabilidad a largo plazo. Esto puede sonar intuitivo: ¿por qué invertir demasiado en una pequeña parte del mercado y arriesgarse a mayores subidas y bajadas de la cartera cuando se pueden obtener rendimientos menos volátiles a lo largo del tiempo diversificando las inversiones en muchas partes del mercado? Aunque muchos inversores entienden este principio, existe un punto importante que algunos podrían pasar por alto: la diversificación global.

Los inversores en acciones debidamente diversificados poseen títulos de muchos tipos de sectores, así como de muchos países. Sin embargo, según nuestra experiencia, muchos inversores no adoptan un enfoque lo suficientemente global. Sus carteras se centran en acciones de un solo país o región geográfica. En muchos casos, de su país de origen.

En la inversión no hay «ventaja de jugar en casa»

En el fútbol, se dice que el equipo que juega en su propio campo tiene la «ventaja de jugar en casa», porque juegan en un entorno familiar, que les hace sentirse apoyados. Lamentablemente, no existe tal ventaja en el mundo de la inversión. Los inversores pueden sentirse cómodos al invertir en empresas que conocen, pero poseer solo acciones conocidas puede exponer a un inversor al riesgo de concentración, lo que significa poner demasiados huevos en una sola cesta.

Por ejemplo, imagine que posee solo acciones suecas. Debido a que el mercado de acciones sueco representa solo el 1% del mercado de valores del mundo desarrollado, acaba de negarse a aprovechar oportunidades en el 99% de los mercados desarrollados globales1. Además, dado que el mercado sueco está dominado por valores de los sectores financiero e industrial, probablemente también haya excluido de su cartera muchos otros sectores importantes, tal vez sin darse cuenta2. Al tener una cartera con un foco tan restrictivo, es usted vulnerable a los cambios que puedan afectar a ese país o región en exclusiva, como cambios políticos o económicos, un desastre natural importante, un ataque terrorista o un fallo de seguridad.

Estos principios también son válidos en otros países. Además de EE.UU., ningún país representa más del 9% de los mercados de valores desarrollados de todo el mundo. Esto significa que si invierte usted demasiado en un país, su cartera podría quedar demasiado concentrada3.

Las oportunidades en el extranjero abundan

Otro problema que presenta una cartera con un enfoque demasiado estrecho, es que puede provocar que los inversores pierdan oportunidades en otras partes del mundo. Es raro que un país sea líder en rentabilidad durante muchos años consecutivos, lo que significa que los inversores que se concentran demasiado en su propio país pueden estar perjudicando a sus rentabilidades. ¡Estos inversores podrían incluso experimentar años en los que la bolsa de su país de origen bajase, mientras que los mercados de otros países subiesen!

Invertir únicamente en la región o país que resulta más cercana puede limitar en gran medida las rentabilidades potenciales. En todo el mundo surgen constantemente productos, servicios y tecnologías innovadoras, del mismo modo que nuevas empresas y consumidores que los comprarán. El mundo está lleno de oportunidades de inversión, no se las pierda por no salir de casa.

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de las mismas están sometidos a la fluctuación de los mercados bursátiles mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

El presente documento recoge las opiniones generales de Fisher Investments España, Fisher Investments Europe y Fisher Investments, y no deben considerarse como asesoramiento personalizado en materia de inversiones o tributaria, ni como un reflejo de su rentabilidad o la de sus clientes. No hay garantía alguna de que sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento en función de nueva información, nuevos análisis o consideraciones. Adicionalmente, no hay garantía alguna respecto a la precisión de las previsiones aquí recogidas. No todas las previsiones del pasado han sido tan acertadas como las aquí relacionadas. Cabe la posibilidad de que las del futuro tampoco lo sean. Fisher Investments Europe Limited, Sucursal en España, que opera con el nombre de Fisher Investments España, está registrada en el Registro Mercantil de Madrid (Volumen 32.633, Libro 215, Sección 8, Página M-587415, 1ª Entrada) y en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Nº 80). Fisher Investments Europe Limited está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) (Autoridad de Conducta Financiera) del Reino Unido (nº de la FCA 191609), y está inscrita en Inglaterra con el nº de sociedad 3850593. Sede de Fisher Investments Europe Limited: 2nd Floor, 6-10 Whitfield Street, Londres, W1T 2RE, Reino Unido. Fisher Asset Management, LLC, es la empresa matriz de Fisher Investments Europe Limited, que opera con el nombre Fisher Investments y tiene su sede en Estados Unidos. Está registrada ante la Comisión de Valores y Bolsa de EE. UU. (SEC) y actúa en calidad de subcontratista con arreglo a un acuerdo de externalización.


1 Fuente: FactSet, a fecha de 31/12/2017.

2 Ibid

3 Ibid

 

Invertir en los mercados de valores conlleva el riesgo de sufrir pérdidas. Resultados obtenidos en el pasado no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones y los rendimientos fluctúan según el comportamiento de los mercados de valores y los tipos de cambio de divisas internacionales.